5 mitos sobre la terapia online

5 mitos sobre la terapia online

5 mitos sobre la terapia online

La terapia online se ha vuelto muy popular, especialmente a raíz de la pandemia de covid. Cada vez hay más empresas que se dedican a ofrecer servicios de psicología online. Cualquier persona que tenga acceso a internet puede acceder a un psicólogo o un terapeuta desde la comodidad de su hogar. Sin embargo, todavía hay personas que tienen un concepto erróneo de lo que es realmente la terapia online. En este artículo vamos a desterrar los principales mitos que existen en torno a la terapia online. ¡Vamos allá!

La terapia online no es tan efectiva como la presencial

Contrariamente a este mito, la investigación científica ha demostrado que la terapia online puede ser tan efectiva como el asesoramiento tradicional en consulta. Diversos estudios han encontrado que los resultados de los pacientes que reciben terapia online son casi idénticos a aquellos que reciben terapia presencial. Por ejemplo, los veteranos de guerra que recibieron servicios de asesoramiento en línea para tratar el trastorno por estrés postraumático (TEPT) tuvieron los mismos resultados positivos que aquellos que no optaron por la modalidad online.

En este sentido, parece que realizar psicoterapia por internet no hace que esas sesiones sean menos efectivas. Por lo demás, sabemos que uno de los factores más relevantes es dar con el terapeuta apropiado. Una buena alianza terapéutica es clave para que el tratamiento sea efectivo.

La terapia por internet no permite empatizar con el terapeuta

¿Es la terapia online efectiva para todo el mundo? Evidentemente, no. ¿Podría ser una buena opción para ti? Muy posiblemente. Muchos pacientes han descubierto que se puede crear una relación terapéutica profunda con su terapeuta a través de la terapia online. De hecho, a algunas personas les resulta más fácil conectar con su terapeuta por internet, especialmente si tienen ansiedad social.

No todo el mundo encuentra que la tecnología sea fácil, y algunas personas prefieren reunirse cara a cara con un terapeuta. ¡Y eso está genial! Sin embargo, si encuentras a un terapeuta que ofrece los servicios específicos que estás buscando y solo ofrece sesiones online, dale una oportunidad. No permitas que el mito de que recibir ayuda psicológica por internet no sirve te eche para atrás. Date permiso para probar una o dos sesiones con el terapeuta. Y si después ves que no funciona, descártalo. ¡Pero no te dejes llevar por los prejuicios!

La terapia online no es tan segura o privada como la presencial

Todos los profesionales sanitarios están sujetos a códigos éticos de conducta específicos de su organismo rector, como el Colegio de Psicólogos en este caso. Cada organismo sostiene que los profesionales deben mantener la confidencialidad y privacidad del paciente. Por lo tanto, tu terapeuta es responsable de determinar cómo mantendrá la privacidad durante tus sesiones online. La terapia por internet te brinda el maravilloso beneficio de poder hablar con tu terapeuta en el momento y lugar que tú decidas.

Eso sí, no hay que olvidar que es importante pensar en quién puede estar cerca mientras se desarrolla la sesión. Pensar en esto con anticipación te ayudará a tener una sesión de terapia online privada y confidencial, y tú te sentirás mucho más cómodo y seguro.

Solo se puede hacer de forma individual

A diferencia de lo que muchos piensan, la terapia online no tiene restricción de personas y no se realiza exclusivamente de forma individual. Es un mito. De hecho, existen varios tipos de terapias online que se realizan con más de una persona, como la terapia familiar o la terapia de pareja.

Ambas modalidades pueden ser sumamente beneficiosas si lo que se quiere es trabajar aspectos que se circunscriben a la familia o la pareja. Por ejemplo, un proceso de divorcio o un conflicto entre varios miembros de una familia. Además, la ventaja de la terapia online es que todos los participantes en la sesión pueden ajustarse más fácilmente, dado que no existen barreras físicas o arquitectónicas.

Cualquier persona puede hacer terapia online

Al igual que en la terapia presencial, en la terapia online los profesionales deben estar formados y habilitados para prestar el servicio. Siempre que comiences una terapia (esto también vale para la presencial) debes asegurarte de que estás ante un profesional cualificado.

Cualquier terapia psicológica, incluida la que se realiza online, debe cumplir con determinados criterios, porque trabajar con la salud mental de otras personas es un asunto serio y siempre debe realizarse por profesionales competentes. Si tienes dudas, siempre puedes consultar con el Colegio de Psicólogos de la zona o preguntar a otros colegas de profesión. ¡Con la salud mental no se juega! 

Comparte y dale a Me Gusta:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos relacionados